El trabajo se enmarca en un ambiente dinámico y participativo, para captar la atención del consultante y generar sobre todo su compromiso. Se promueve la búsqueda de sí mismo, el autoconocimiento y la construcción de un proyecto de vida, abordándose temáticas particulares del ciclo vital como manejo de emociones, trastornos en la alimentación, enojos, problemas de autoestima, desmotivación, frustraciones, problemáticas con su grupo familiar, problemáticas en la escuela, desanimo, angustia, etc.